VISITAS A MI PAGINA

viernes, 12 de marzo de 2010

LA CONCIENCIA DE JÚPITER-ANTAKAI, NUESTRO NUEVO SOL

Hola Marcelo:
Aquí te envío un mensaje que nos ha llegado hoy de la CONCIENCIA DE JÚPITER, NUESTRO NUEVO SOL, para que lo cuelgues en tu blog, como acordamos.
Gracias por extenderlo!!!!
Rowina
-----------------------------------------------------------------------------------
LA CONCIENCIA DE JÚPITER-ANTAKAI, NUESTRO NUEVO SOL
Ayer por la noche Igneón y yo fuimos visitados por Cristo Miguel y Ashtar Sherán, quienes me mantienen puntualmente informada, como Princesa Intraterrena que soy, involucrada en esta ascensión planetaria, de todo lo que sucede y está por suceder. Nos hablaron de la próxima aparición, generalizada, del segundo sol: Júpiter.
Esta mañana, nada más despertarme, he sentido que la Conciencia de Júpiter deseaba darnos un mensaje. Decía que nos había elegido a Igneón y a mi, por estar, él, relacionado con las estrellas y planetas y yo por ser la Princesa Rowina, de una ciudad intraterrena.

Júpiter: Soy Júpiter, hasta hace poco tiempo, el quinto planeta del sistema solar y ahora, un pequeño sol. Me he encendido. En mi camino evolutivo, estaba previsto que eso sucediera en algún momento, estuve largo tiempo preparándome, asistido por seres, creados especialmente, para ayudar a la ignición de cuerpos celestes que han alcanzado el nivel espiritual necesario para poder hacerlo.

Debo decirles que fue un proceso prolongado, en más de una ocasión me sentía incapaz de logarlo, con dificultades, pero finalmente, gracias al amor, pude encenderme.

He permanecido oculto detrás del sol, todo este tiempo, pues mi presencia física, con esta nueva vibración, afecta a todo el sistema solar. Hay irradiaciones nuevas que fluyen desde mí, que están viajando en todas direcciones, atravesando los campos energéticos de quienes hasta hace poco eran mis hermanos planetas.

Ahora me ha sido permitido seguir con mi camino, mi ruta alrededor del gran Sol.

Si se fijan al anochecer y al amanecer, van a ver arriba del Sol, una gran luz muy intensa, y ese soy yo.

Van a ver el gran Sol del sistema solar y a un solecito pequeño, que soy yo.
Me estoy acercando al punto más próximo a la Tierra, que se dará dentro de unos 60 días, más o menos, para luego volver a alejarme en mi camino.

En ese acercarme hay una serie de radiaciones y energías que van a impactar en la Tierra y van a generar movimientos fuertes, importantes logros para la Madre Tierra, ya que mis radiaciones activarán muchos movimientos sociales, movimientos de personas que, en su fuero interno, van a sentir la necesidad de un cambio, van a sentir buscar algo en sí mismos que no saben qué es. Una inquietud fuerte que va a tocar a todos por igual, pero que aquellos que han estado trabajando en sí mismos, sabrán llevar con facilidad.

Toda la Galaxia de la Vía Láctea donde nos encontramos, está dando un paso ascensional también y eso afecta energéticamente a todo componente de esta Galaxia. El Sistema Solar no escapa a ello y ahora, conmigo encendido como un sol, se está volviendo un sistema solar binario, es decir, con dos soles, que es una característica básica que indica un ascenso espiritual de todo el Sistema Solar.

Todos los Sistemas Solares binarios, con dos soles, siempre indican un logro espiritual de la conciencia, y eso es lo que yo estoy simbolizando.

En planos más ligeros, superiores, esto es ya una realidad establecida, equilibrada, magnífica y ahora está a punto de conformarse, plasmarse en el campo físico concreto.

Mis radiaciones nuevas también van a afectar a la Tierra y, probablemente la ayuden en sus movimientos sísmicos, en la generación de fuertes vientos, en una modificación del campo electromagnético de la Tierra, ya que se va a haber afectada, no solamente por el gran Sol del sistema, sino por mí también.

Todo eso va a ayudar a la Tierra en su propio camino de Ascensión, a dar ese paso que necesita para ello, pues todos los planetas de ese sistema han de ascender. Para ello la Tierra necesita hacer una inversión magnética y eso implica detenerse e iniciar un sentido de rotación en el sentido opuesto en que lo hace hasta ahora.

Ustedes dirán que eso es imposible de realizar con toda la diversidad de vida que la Tierra tiene encima, sin embargo, les diré que sí es posible. No todos lo van a poder lograr, pero sí se va a hacer y la Tierra, en este momento, está encaminada hacia ello.

Hay mucha asistencia actualmente sobre todos los planetas, pero, particularmente, sobre la Tierra, porque el resto de los planetas de este Sistema Solar están ya muy encaminados en su línea de ascensión, pero la Tierra, debido al peso de la inconsciencia de la Humanidad, necesita liberar muchas presiones, energías… lo está haciendo a través de terremotos, huracanes, cambios en las corrientes marinas, erupciones volcánicas, pero, además de eso, necesita hacer la inversión de los polos magnéticos. Para eso estoy presente yo aquí, y quiero indicarles que en un plan que existe, en el que yo tengo gran participación ahora, es que aparezco ante la Conciencia Humana.

Toda la vida sobre la Tierra va a quedar suspendida (en estado de dormición), mientras se produce esa inversión, mientras se acomoda la Tierra en la liberación de esa energía, energía que ha sido responsabilidad exclusiva, en su mayor parte, de la Conciencia Humana, es decir, de ustedes, que componen la Humanidad.

En su inconsciencia total, han generado mucha energía de desorden y de desequilibrio, energía que la Tierra, amorosamente, ha estado guardando, para que ustedes pudieran tener la experiencia de lo que es vivir fuera de la línea del corazón, vivir exclusivamente en la mente, que es lo que caracteriza, hoy por hoy, a la Humanidad de la 3D.

La mente es muy limitada, la mente solamente hace, aprovecha, no tiene un criterio mayor que el del usufructo personal.

Todo eso tiene que cambiar, vamos irremediablemente TODOS, y la Humanidad particularmente tiene que aprenderlo, a la Vida Comunitaria, a la vida donde el otro es tan importante como yo, a la vida del Bien Común. Y eso solo se puede lograr viviendo desde el corazón, porque el corazón es el que integra, es el que toma en consideración a todos los involucrados.

La mente separa, la mente discrimina, la mente busca su propio beneficio y nada más.

Y eso es lo que ha de terminar. La Humanidad no puede seguir en la línea que está, porque no acompaña vibracionalmente a la necesidad que tiene la Tierra de elevarse, junto a todo el Sistema Solar, que está también en esa alineación con el gran Sol Central.

Así es que, vienen momentos de mucha convulsión, momentos donde este supuesto transcurrir habitual, al que están acostumbrados, va a terminar, ya que hasta la misma Tierra ha de enfrentarse al Avatar del Gran Sol Central.

Es la energía que la baña plenamente y que quema en ella todo aquello que no es verdadero. La Tierra tiene que hacer un trabajo previo ella misma, liberarse de todo aquello que no es verdadero para poder, entonces, enfrentarse al Avatar, que va a hacer la misma tarea: se enfrentará a la Humanidad y quemará aquello que no es verdad en ella.

Muchos no lo van a lograr, porque muchos han decidido no seguir el camino evolutivo que tiene la Tierra y se les respetará, porque, una vez que pierdan sus cuerpos, serán liberados del aura terrestre, y llevados a otros sectores que estén más acordes a la experiencia vital que desean seguir experimentando.

Para mí esta actividad es muy nueva, es algo que hasta ahora desconocía, sentirme Sol, irradiar toda esta magnitud de energía que está irradiando hacia los puntos más lejanos de todo este Sistema Solar y no hay uno solo de los planetas que no quede bajo la influencia de mi energía, porque, aunque soy muy pequeño comparado con el sol, estoy en el punto medio de los planetas interiores y exteriores de este Sistema Solar y eso me permite irradiar igualmente hacia unos y hacia otros y, claro, quienes están más cerca de mí, por su ubicación, van a ser los que experimenten la mayor intensidad de mi energía que ahora estoy portando e irradiando.

Ustedes me han puesto el nombre de Júpiter, aunque no es mi verdadero nombre. Han tomado nombres de la mitología humana, nombres de deidades, de hijos de dioses y a mí me han dado el nombre de Júpiter (Zeus), un ser que está bastante bien asociado en su energía, a la potencia que ahora estoy teniendo, un ser que, a pesar de las dificultades, alcanza el logro que se ha propuesto su corazón y que, más allá de las posibles injusticias, de las condiciones adversas, sigue ese sentir profundo que lo lleva, finalmente, al logro, al éxito.

Eso es lo que ha sido mi experiencia de vida. Finalmente he logrado convertirme en quien verdaderamente soy y esto es un recordatorio para ustedes, para recordarles que también son seres magníficos y que tienen un potencial enorme para transformarse en eso que verdaderamente son. Así que, si yo lo he podido lograr, ¿por qué no lo van a poder lograr ustedes?

Es ya tiempo de dejar de lado el creerse insignificantes, el sentirse ovejas de un rebaño, para transformarse en los seres auténticos que son, independizándose del medio externo, para convertirse en los propios guías de su propio destino.

Rowina: Muchas gracias, Júpiter, por este magnífico mensaje, inédito totalmente. Me gustaría que me dijeras cuál es tu nombre verdadero, aquel que te hace vibrar en tu nueva realidad.

Júpiter: Júpiter-Antakai, es el nombre que me define, Princesa.

Rowina: Pues bienvenido Júpiter-Antakai a nuestras vidas, a nuestras conciencias.

Canalizado por Voz del Amor (Rowina e Igneón)


http://la-voz-del-amor.blogspot.com/

http://lapuertadelarcoiris.ning.com/

1 comentario:

Sergio Cazini dijo...

Grande Jupiter Antakay!
Te he asimilado en mi corazón.